Celebremos la Recuperación

Retomando el buen camino

Basado en los ocho principios de las Bienaventuranzas, Celebremos la Recuperación es un Programa Cristocéntrico que ayuda a las personas a resolver sus dolorosos problemas en el contexto de la iglesia como unidad y llena una necesidad de ésta en su rol como agente sanador de Cristo. En vez de formar un grupo separado de recuperación, ayuda a que los participantes y sus iglesias se unan y descubran nuevos niveles de cuidado, aceptación, confianza y gracia.

El propósito de Celebremos la Recuperación en nuestra iglesia es compartir y celebrar el poder sanador de Dios en nuestras vidas a través de los Ocho Principios y los Doce Pasos. Esta experiencia nos permite ser cambiados. Abrimos las puertas para compartir nuestras experiencias, fortalezas y esperanzas mutuamente. Además, estamos dispuestos a aceptar la gracia de Dios en la solución de nuestros problemas.

Al trabajar los doce pasos y aplicar sus principios bíblicos, comenzamos a crecer espiritualmente. Nos convertimos en personas libres de conductas adictivas, compulsivas y disfuncionales. Esta libertad crea paz, serenidad, alegría y lo más importante: una sólida relación, personal con Jesucristo y con otros.

Momentáneamente el programa funciona solo para hombres mayores de 18 años, en grupos pequeños que se reúnen en forma periódica cada dos semanas.

Si estás buscando un lugar seguro para tratar con tus heridas, complejos o hábitos, aquí lo encontrarás. Te esperamos para recorrer juntos una asombrosa aventura espiritual.

18 He He visto lo que hacen, ¡pero aun así, los sanaré y los guiaré! Consolaré a los que se lamentan, 19 llevando palabras de alabanza a sus labios. Que tengan paz abundante, tanto cerca como lejos —dice el Señor que los sana—.
Isaías 57:18-19 (NTV)